Blog

Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial es la simulación de procesos de inteligencia humana por máquinas, especialmente sistemas informáticos. Estos procesos incluyen el aprendizaje, el razonamiento y la autocorrección. Las aplicaciones específicas de la inteligencia artificial incluyen sistemas expertos, reconocimiento de voz y visión por computadora. El término IA fue acuñado por el informático estadounidense John McCarthy durante la Conferencia de Dartmouth en 1956, y así nació la disciplina. Hoy en día, es un término general que cubre todo, desde la automatización de procesos robóticos hasta la robótica actual. Recientemente se ha vuelto prominente, en parte debido a la gran cantidad de datos o al aumento de la velocidad, escala y variedad de datos recopilados por las empresas. La inteligencia artificial puede realizar tareas como reconocer patrones de datos de manera más eficiente que los humanos, lo que permite a las empresas comprender sus datos con mayor profundidad.

¿Qué son los robots y la inteligencia artificial?

La robótica es la disciplina encargada de fabricar robots. Es decir, máquinas que se pueden diseñar y programar para realizar tareas específicas. Por otro lado, cuando hablamos de inteligencia artificial, estamos hablando de la capacidad de resolver problemas y realizar tareas, al igual que los humanos, pero en este caso, se trata de inteligencia antinatural. Eso es artificial.

Similitudes y diferencias entre robótica e Inteligencia Artificial

La principal similitud entre robótica e Inteligencia Artificial es que, ambas disciplinas, trabajan para diseñar y fabricar lo que se puede denominar en términos generales como máquinas o robots inteligentes. Ambas disciplinas trabajan de manera conjunta y, gracias a este trabajo, se logra el desarrollo de distintos modelos de máquinas inteligentes adaptadas a diferentes trabajos o tareas.

Por otro lado, la gran diferencia entre robótica e Inteligencia Artificial radica en que, cada disciplina, se ocupa del diseño y fabricación de una parte diferente de las máquinas inteligentes. La robótica trabaja con el hardware, mientras que la inteligencia artificial trabaja con el software que dirigirá dicho hardware

Actualmente, no hay lugar a dudas de que tanto robótica como Inteligencia Artificial son dos tecnologías que han llegado para quedarse. Y no es de extrañar. Gracias a las máquinas inteligentes se han optimizado multitud de tareas y trabajos que, antes, solo podían hacer los seres humanos.

De hecho, cada vez es más habitual ver entornos de trabajo donde personas y máquinas trabajan mano a mano en el desarrollo de distintas tareas. Es lo que se denomina cobots, o robots colaborativos. Estos robots están diseñados para realizar las tareas más tediosas o que requieren mayor fuerza física y, actualmente, forman parte habitual de muchas fábricas y entornos de trabajo.

Sin embargo, la presencia de estos robots colaborativos en la sociedad es cada vez mayor, y sus tareas no se limitan solo a aquellas que requieren fuerza física. Sus aplicaciones son útiles en prácticamente todos los sectores y, por ello, no cabe duda de que, poco a poco, los veremos en más entornos diferentes. Otro buen ejemplo de que, robótica e Inteligencia Artificial, forman un tándem perfecto. Un tándem que, sin duda, modelará la economía y la sociedad humanas de las próximas décadas.

Inteligencia Artificial en la medicina

La inteligencia artificial ha comenzado recientemente a integrarse en la medicina, mejorando la atención al paciente al acelerar los procesos y lograr una mayor precisión de diagnóstico, allanando el camino para una mejor atención médica en general. El aprendizaje automático se utiliza para evaluar las imágenes radiológicas de los pacientes, las preparaciones patológicas y los registros médicos electrónicos para ayudar a diagnosticar y tratar a los pacientes. Por ello, en la actualidad existen algunos proyectos dedicados a explorar la aplicación de la inteligencia artificial en todos los aspectos de la salud: asistencial (prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes), docencia o formación continua, investigación y gestión.

Ayuda al diagnóstico y al tratamiento

La inteligencia artificial da a las máquinas la capacidad de “razonar y aprender”. Dos funciones de gran utilidad en el diagnóstico clínico. Por ejemplo, un programa de computadora puede analizar una foto de una mancha en la piel y compararla con una base de datos para determinar la probabilidad de que sea un melanoma. Actualmente se están desarrollando aplicaciones similares para muchas otras enfermedades, aunque la inteligencia artificial actualmente complementa y refuerza el diagnóstico de los médicos. La planificación del tratamiento también será otro punto fuerte de la inteligencia artificial. Basándose en toda la información del paciente y el desarrollo de miles de casos similares, se puede planificar el tratamiento más eficaz.

Cuidadores robóticos

¿Enfermera robot? Parece que esta será una de las claves para ayudar a los pacientes ancianos y dependientes en el futuro. Hasta ahora, las mascotas robot se han desarrollado con fines terapéuticos para ayudar a los pacientes con la enfermedad de Alzheimer. Las mascotas robot estimulan la función cerebral de los pacientes al retrasar los problemas cognitivos, mejorando así la calidad de vida y reduciendo la dependencia de los servicios sociales.

Por otro lado, el uso de la telemedicina ha ayudado a evitar desplazamientos innecesarios a los centros médicos y permite una mayor autonomía personal.

La inteligencia artificial es la clave del éxito de la fuerza laboral del futuro

En las películas de Hollywood, es común ver robots y máquinas equipados con inteligencia artificial (IA) en escenas de guerra o en hogares altamente conectados. Estos dispositivos pueden predecir cualquier decisión que las personas puedan tomar; en la vida diaria En China, la inteligencia artificial muestra un gran potencial, no solo para mejorar e inspirar la vida de las personas, pero también para mejorar la economía y la fuerza laboral creando y obteniendo nuevas y desafiantes oportunidades laborales.

Prepararse para los avances provocados por la inteligencia artificial es cada vez más importante para la fuerza laboral del futuro. Evidentemente, la tecnología se ha convertido en un activo importante y la inteligencia artificial ha demostrado su potencial en muchas áreas de la vida de las personas, por lo que su influencia seguirá aumentando. Comprender las tecnologías involucradas y los aspectos sociales que incluyen la inteligencia artificial es esencial para un mercado laboral basado en datos.

Prepararse para los avances provocados por la inteligencia artificial es cada vez más importante para la fuerza laboral del futuro. Evidentemente, la tecnología se ha convertido en un activo importante y la inteligencia artificial ha demostrado su potencial en muchas áreas de la vida de las personas, por lo que su influencia seguirá aumentando. Comprender las tecnologías involucradas y los aspectos sociales que incluyen la inteligencia artificial es esencial para un mercado laboral basado en datos.

hearts.png

Equipo redactor

Eduardo Ormeño Meneses
Eduardo Ormeño Meneses
Read More
Victor Ávalos Sánchez
Victor Ávalos Sánchez
Read More
Christian Godoy Hernández
Christian Godoy Hernández
Read More
Rubén Peralta Lazo
Rubén Peralta Lazo
Read More
José Luis Alejo Quichca
José Luis Alejo Quichca
Read More
Carlos Huarcaya Gamboa
Carlos Huarcaya Gamboa
Read More
Previous
Next

Comparte esta publicación

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on twitter